Inicio arrow Bici Activismo arrow A Pedal-Leo arrow El despertar de las bicicletas públicas
lunes, 20 de noviembre de 2017
     
 

El despertar de las bicicletas públicas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Alfonso López Rojo   
miércoles, 17 de octubre de 2007
Interesante artículo y reflexión sobre las bicicletas públicas. En el texto, "El despertar de las bicicletas públicas", aparte de cotejar
datos, aborda la cuestión desde una perspectiva histórica haciendo referencia a las célebres 'White Bikes' ... aunque sólo sea por aquello de que  "en el origen de las cosas suele encontrarse su significado".

Podríamos bien decir que la utopía de las "White Bikes" ha despertado usto en el momento en el que la sociedad capitalista está ya madura para acogerla como negocio... Vamos, lo mismo que pasa siempre con todo ( la ecología" posiblemente sea el mejor ejemplo, ahora que se inviertencifras astronómicas  en proyectos "verdes"en los que hace 40 años - y menos- nadie cercano al mundo de los negocios decía creer....)

Aunque el artículo ha sido publicado en septiembre, fue elaborado en junio adelantando datos en la medida que poseía información. Así que algunos datos necesitarían actualizarse.

La implantación en Barcelona y Sevilla de un servicio público de bicicletas integrado en la red intermodal de transporte de ambas ciudades, así como el creciente número de municipios españoles que, a menor escala, están incluyendo la bicicleta como medio sostenible en sus planes de movilidad, es un fenómeno reciente que pide ser abordado globalmente y desde distintos ángulos. En este sentido, se hace necesario comenzar este informe por los aspectos históricos, ya que, referirse al auge actual de la bicicleta como un fenómeno nuevo y de generación espontánea, sería dejar de hacer justicia tanto a los millones de personas -especialmente de los países más desfavorecidos- para los que la bici viene siendo su principal medio de locomoción, como a los movimientos que desde la décadas de 1960 y 70 reivindican el uso de la bicicleta y su potencial ecológico.

Sin ir más lejos, un buen ejemplo de este talante es la que se considera la primera marcha en bicicleta en Barcelona organizada el 18 de diciembre de 1977 por la Sociedad Naturista Vegetariana (el núcleo, precisamente, en el que al año siguiente nacería la revista Integral) bajo un lema tan rabiosamente actual como este: "Hagamos la ciudad habitable".  Por lo demás, el precedente histórico y rotundo de las actuales iniciativas municipales - y empresariales- de instalar bicicletas en el espacio público, se encuentra en las famosas White Bikes (Bicicletas Blancas) que los "provos" holandeses propusieron en agosto de 1964.  El movimiento Provo (1964-67) fue uno de los movimientos libertarios que, junto a la Internacional Situacionista (1957-72) y otros, tuvieron un claro papel seminal en la formación de la "contracultura" y del espíritu de acontecimientos como los de Mayo del 68. Su modo de actuar fue a través de acciones-propuesta como los conocidos Planes Blancos destinados a ofrecer alternativas al sistema ideando nuevos modos de vida.

El primero de estos planes fue el de las bicicletas. Los provos querían conseguir  que Ámsterdam fuera una "ciudad sin coches" y para ello propusieron cerrar al tráfico el núcleo urbano de la ciudad e instalar en él 20.000 bicicletas a disposición de los ciudadanos. Las bicicletas públicas se distinguirían por ser blancas y, según el plan,  debían ser custodiadas por la guardia urbana. Los provos se encargaron de poner las primeras 50 bicis pintadas de blanco... Pero, el primer escollo que encontró su propuesta, fue que las bicicletas fueron requisadas por la policía alegando incitación al hurto. La idea "utópica" (?) falló al primer intento. Aunque, como casi todas las buenas ideas, no pasó en vano: ha despertado. Por lo demás, la invención de las White Bikes también tiene un nombre propio y se encarna en Luud Schimmelpenninck, joven provo entonces y con una larga trayectoria de diseñador industrial después. La tenacidad de Luud por crear un servicio de transporte urbano en bicicleta le llevó a retomar su idea en la década pasada y a desarrollarla concibiendo un sistema informatizado que, a través de una tarjeta magnética, permitiera a los usuarios coger una bici en un lugar y dejarla en otro. Llamó a su sistema  Depo/white bike y en 1998 trató de ponerlo de nuevo en marcha en Ámsterdam sin que, una vez más, las cosas le fueran favorables. Sin embargo, ironías del destino, Depo es hoy por hoy la base técnica y conceptual de los sistemas de préstamo de bicicletas que las dos grandes empresas multinacionales de publicidad exterior, Clear Channel y JCDecaux, han comercializado con los nombres genéricos de SmartBike y Cyclocity, respectivamente, bautizándolo de nuevo en cada ciudad que instalan el sistema con un nombre distinto: Bicing en Barcelona, Sevici en Sevilla, Vélib', en París, Bysykkel, en Oslo, etc.

El sistema que ofrecen ambas empresas  a los usuarios es prácticamente idéntico y la diferencia consiste más bien en el tipo de contrato de rentabilización del servicio que contraen con los distintos ayuntamientos. Básicamente, el sistema consiste en una red de estaciones de anclaje distribuidas por la ciudad en las que se sitúan las bicicletas para su uso. Los usuarios han de estar abonados al servicio y poseer una tarjeta magnética unipersonal -unida a su tarjeta de crédito- a través de la cual se activa el sistema que le permite coger una bicicleta en una estación y dejarla en cualquier otro punto de anclaje de la red. El servicio está pensado para realizar trayectos cortos y combinarlo con otros medios de transporte. La primera media hora es gratuita y por cada 30 minutos adicionales se carga una cantidad al usuario. El tiempo máximo que se puede utilizar la misma bicicleta es de dos horas. Clear Channel ofrece la instalación y el mantenimiento de la red de bicicletas en las ciudades mediante acuerdos económicos, mientras que JCDecaux lo hace a cambio de la explotación de espacios de publicidad.

Que la  competencia está reñida lo demuestra el hecho de que el concurso público para la concesión del servicio en la ciudad de París tuvo que resolverse en los tribunales  para solucionar el litigio entre las dos empresas. Y es que, lo que estaba en juego, era la instalación de 20.600 bicis y 1451 estaciones en las calles parisinas: el servicio público de bicicletas más grande hasta la fecha en una de las ciudades más emblemáticas y emuladas del mundo. El servicio comenzó a implantarse el pasado mes de julio y la concesión recayó finalmente en JCDecaux a cambio de 1.628 espacios de publicidad. La misma empresa es desde abril la concesionaria en Sevilla de Sevici con un plan progresivo de 2.500 bicis y 250 estaciones por la explotación durante 20 años de 500 espacios de

publicidad. Mientras que el Bicing de Barcelona, que comenzó en marzo de este año con un plan progresivo de 3.000 bicis y 200 estaciones, y un costo de 4'4 millones de euros, ha optado por la oferta de Clear Channel y prevé realizar la financiación del servicio con los excedentes que aporte el Área Verde: un nuevo sistema de aparcamiento coches que da preferencia y un precio reducido a los vecinos de cada barrio. Según cifras del Ayuntamiento de Barcelona se estima que, de manera progresiva, entre treinta y cuarenta mil personas vienen utilizando en los últimos años su propia bicicleta para los desplazamientos cotidianos. Mientras que, en tan sólo seis meses, más de 80.000 personas se han abonado a Bicing. El éxito de acogida por parte de los ciudadanos ha desbordado con creces  todas las expectativas de los promotores de la iniciativa, hasta el punto de que la oferta de bicicletas se ha quedado demasiado corta y, en determinadas horas y lugares, resulta casi imposible hacerse con una bicicleta. Esto ha motivado las primeras quejas de usuarios del Bicing, a la vez que ha impulsado la revisión del proyecto de cara a su posible ampliación.



En el mundo, Lyon, Estocolmo, Singapur, Viena, Bruselas, Marsella, son sólo algunas de las ciudades que han adoptado el sistema de estas empresas. Mientras que, desde 1995, funciona en Copenhague un sistema similar al de los carros de supermercado (dejando una moneda en depósito) y en las principales ciudades alemanas (Munich, Berlín, etc.) se viene implantando desde 2001 el modo Call a Bike que activa la bici para su uso mediante una llamada de móvil.



En España, Córdoba en 2003, y Vitoria y Gijón en 2004, fueron las primeras ciudades que a pequeña escala - y de forma gratuita-  pusieron bicicletas en sus calles. En la actualidad, la lista de poblaciones en las que funciona un servicio de bicicletas, o se encuentra en fase de proyecto avanzado o de prueba piloto, asciende a cincuenta poblaciones de todas las autonomías. Burgos, Valladolid, Valencia, Albacete, Bilbao, Málaga, Castellón, Logroño, A Coruña, Murcia, Pamplona, Santander, Zaragoza o Tenerife son algunas de ellas. Muchas de las iniciativas se han generado de forma súbita en el primer semestre de 2007 girando en torno a las pasadas elecciones municipales del pasado mes de mayo. En consecuencia, es demasiado pronto para poder evaluar un fenómeno que en nuestro entorno acaba de despegar. Cabe esperar, sin embargo, que la infraestructura de carriles-bici, las ordenanzas de circulación y el talante de los ciudadanos lleguen a estar a la altura para que el uso de la bicicleta como  medio de transporte sano y no contaminante se normalice en las ciudades.

 


La bicicleta en el mundo ( Anexo 1)

Si nos preguntáramos qué es lo que más tienen en común países como China, Holanda, Dinamarca o India, pronto contestaríamos que es el uso de las bicicletas. En cifras aproximadas, se estima que en Holanda hay 18 millones de bicis para 16 millones de habitantes. En Copenhague un tercio de la población va en bici al trabajo. Y en China circulan en torno a los 500 millones de bicicletas, 9 de ellos en Pekín, aunque el gobierno chino se ha propuesto alcanzar en un futuro no lejano la cifra de 200 millones de automóviles frente a los 34 actuales. 

La producción mundial de bicicletas se sitúa sobre los 100 millones anuales y se calcula que unos 1000 millones de personas en el mundo se desplazan en bici: un número similar al número de coches que ruedan por el planeta. A pesar de que las políticas de apoyo a la bicicleta es muy desigual, el entusiasmo por la bici en algunos lugares es notorio, por ejemplo: en Austin, Texas (la cuna del célebre ciclista Lance Armstrong), funciona desde 1997 un servicio de bicicletas comunitarias -donadas o recicladas-  que se gestiona por un sistema de voluntariado, y se ha creado un Archivo de la Cultura de la Bicicleta.

 


Usuarios de la bicicleta  y asociaciones (Anexo 2 )

Usa la bici cada día, celébralo una vez al mes" es el lema de Masa Crítica: un movimiento internacional de ciclistas urbanos que surgió espontáneamente en San Francisco, en 1992, y funciona como una revolución silenciosa a través de manifestaciones mensuales en numerosas ciudades del mundo. Otro movimiento, el Ciclonudista, ha acuñado el lema "Desnudos ante el tráfico, justicia en las calles". Las asociaciones de usuarios de la bicicleta son un buen ejemplo de la implicación de muchas personas en la defensa de este medio de locomoción: ConBici, es una coordinadora que reúne a 32 asociaciones ibéricas, como Pedalibre en Madrid y Amics de la Bici en Barcelona, ambas con más de 25 años de existencia.

( Texto original del artículo publicado en el Nº 333 de la revista Integral, septiembre de 2007)

 


ANEXO INFORMATIVO:

La evolución de la implantación de servicios de bicicletas públicas en las ciudades españolas se puede seguir con detalle en la web: http://es.geocities.com/circulaenbici/

La web del Bicing de Barcelona es http://www.bicing.com/

y la de Sevici en Sevilla, http://www.sevici.es/

La web de  Vélib' en París es http://www.velib.paris.fr/

El sistema pionero Depo White Bike System de Luud Schimmelpenninck se puede conocer en la web:   http://www.depo.nl/en/index.html

Vídeo en el que el inventor de las White Bikes comenta su idea: http://www.youtube.com/watch?v=6X5-r1PvuKo


Amplia información sobre el movimiento de ciclistas urbanos la Masa Crítica puede consultarse en la web: http://valenciaenbici.net/filosofia.htm y del Ciclonudista en http://www.ciclonudista.net/

La web de la coordinadora de asociaciones de usuarios de la bici, ConBici es  http://www.conbici.org/joomla/  y desde ella se puede acceder a las direcciones de asociaciones de toda España.

 

Modificado el ( viernes, 21 de marzo de 2008 )
 
< Anterior   Siguiente >

 

 
Cicloactividad
Bici Activismo
Noticias RSS
Cicloturismo
Enlace rápido ll
 APEDAL
está asociada a:
logocConBici
 
 
   
 
© 2017 APEDAL Ciudad Real
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.