Inicio arrow Pedal-Leo C.Real arrow El papel de Ciudad Real en el consumo moderado y las nuevas energías
viernes, 17 de noviembre de 2017
     
 

El papel de Ciudad Real en el consumo moderado y las nuevas energías PDF Imprimir E-mail
Escrito por Arturo Borja   
sábado, 20 de octubre de 2007
Artículo de Arturo Borja en el diario Lanza de Ciudad Real invitando a reflexionar sobre el  uso y abuso de las energías de origen fósil y el continuo desprecio a la moderación en el consumo.
En alguna ocasión he tenido la oportunidad de plasmar en Lanza la preocupación que tenemos –cada vez más personas- por el uso y abuso de las energías de origen fósil y el continuo desprecio a la moderación en el consumo. De nuevo, debo agradecer a esta publicación la oportunidad que me da para denunciar públicamente la parálisis de la sociedad ciudadrealeña en estos asuntos, ya que no es capaz de ponerse las pilas y dar un paso adelante en el consumo responsable de recursos y su posterior reciclaje tal y como se demanda repetidamente desde las instituciones públicas.

 

Esta semana se ha celebrado el Día Mundial de la Alimentación y, como la mayoría de los occidentales, no le hemos hecho ningún caso, pues no nos hemos enterado de que, mientras que en África hay más de 177 millones de niños sufriendo malnutrición, en nuestro querido corral llamado "Occidente" -donde se encuentra Ciudad Real- hay el mismo número de obesos.

Por otro lado, una provincia eminentemente agrícola como es Ciudad Real, ha entrado en el juego de los biocombustibles de forma tan torpe como el resto de Europa y EEUU: hemos confundido la necesidad de comer con la necesidad de "usar el coche para ir a por el periódico". Nuestros agricultores han entrado -manipulados- en un juego peligroso que no favorece a nadie puesto que, de ninguna manera se pueden usar cereales de consumo humano o animal para producir biocombustibles.

Nuestra provincia ha esquilmado la superficie de la tierra para sembrar cosechas que luego se echan a perder en los graneros y así poder controlar los precios. Hemos subvencionado a los agricultores para que dejen de sembrar algunos cereales o uva y así controlar los precios. Y mientras tanto, nos hemos olvidado de 177 millones de personas que mueren o enferman anualmente porque no tienen nada que llevarse a la boca y, encima hemos puesto el precio del pan y la leche por las nubes.

En todo esto, da la sensación de que hay oscuros intereses a nivel global que impiden seguir el camino recto hacia la solución de los problemas mediambientales y energéticos ¿Petroleras?, pero esos intereses pueden evitarse a nivel local y, por la razón que sea, no lo hacemos. Por ello, habría que animar al Ayuntamiento, asociaciones de amas de casa, de profesionales de la agricultura, ecologistas, partidos políticos e.t.c. a tener una visión más completa de lo que implica un consumo desconsiderado en la sostenibilidad del planeta.

De nuevo, y a pesar de resultar pesado, hay que decirle a la persona responsable de hacer la compra en casa que, ajustar lo que se necesita a lo que se adquiere tiene grandes beneficios: no se engorda tanto -por lo tanto nos olvidamos del colesterol, la diabetes, infartos...-, se ahorra, no se necesitan enormes neveras y congeladores -carísimos- y se puede comprar en el pequeño comercio mientras se da un paseo por la ciudad ¿Les parece absurdo? Hagan la prueba y lo notarán en el bolsillo.

En cuanto al uso del coche particular para pequeños desplazamientos, que nadie se lleve a engaño: si queremos usar la biomasa para sustituir la gasolina y gasoil tendríamos que plantar casi cuatro veces la tierra y eso es imposible. Por lo tanto, solamente nos queda una alternativa en una ciudad como Ciudad Real: usar los zapatos e ir andando, usar la bicicleta o, en los casos más extremos, usar el transporte público.

Y hablando de bicis, debo felicitar a Agecam y el Ayuntamiento de Ciudad Real por la iniciativa de las bicis de alquiler por SMS pero, además, les propongo la instalación de unos "aparcabicis" controlados para las bicicletas particulares que todos tenemos en casa y que no usamos porque hay que subirlas y bajarlas en el ascensor. Si en cada barrio se hacen unos pequeños "aparcabicis" protegidos de la climatología y los "amigos de lo ajeno", lo mismo nos animamos todos a inflar de nuevo las ruedas y ponerle aceite a la cadena.

En fin, como dice Pedro Gómez, experto en energía del Centro Superior de Investigaciones Científicas "en el tema de biocombustibles tenemos poca ciencia, mucha tecnología y demasiada sociedad". Esto es una llamada de atención a todos y cada uno de nosotros, para que nos demos cuenta de la necesidad de usar de forma responsable todos aquellos aparatos que "consumen energía", de ir olvidándonos del coche y, por el contrario, acordarnos de África, Asia, India o Latinoamérica cada vez que nos demos un atracón y nos duela la barriga "de felicidad".

Artículo publicado en Diario Lanza el 20 de octubre d e2007

Modificado el ( miércoles, 14 de noviembre de 2007 )
 
< Anterior   Siguiente >

 

 
Archivador
Ciclovideos
Pedal-Leo C.Real
Bici-Friki
Documentos
Enlace rápido ll
 APEDAL
está asociada a:
logocConBici
 
 
   
 
© 2017 APEDAL Ciudad Real
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.