RENFE y la bici
Escrito por Juan Merallo   
miércoles, 28 de febrero de 2007
Hace unos pocos meses, hablaba por teléfono con un responsable de Regionales  sobre unas unidades nuevas que van a comprar y preguntándole si se va a  contemplar el espacio para las bicicletas.

La respuesta fue en principio esperanzadora, pues pondrán espacios, pero... en algunas unidades y líneas ese espacio podría no ser para las bicicletas, según un criterio un tanto particular.

Los de RENFE siguen con la retahíla de que no hay demanda del  uso de la bici en los trenes regionales. Aparte de que sea cierto que les  interesa decir esto para desentenderse y de que cada vez lo pongan más  difícil, lo que no cabe la menor duda es que los propios usuarios nos  estamos durmiendo en los laureles, y más en un momento de transición, en el  que RENFE, como nueva empresa privada, se está planteando las estrategias de  funcionamiento y somos los usuarios los que les debemos dar razones para  pensar que los ciclistas SI somos importantes y SI somos dinero. Hay que  olvidarse de aquello de que tienen que dar un servicio público, porque ahora  son una empresa y porque les entra por un oído y les sale por otro. Seamos  realistas, tenemos que convencerles de que somos unos clientes potenciales y  para ello tiene que haber ciclistas en los trenes, y mientras más mejor.

Por ello:

  • Metamos las bicis en los trenes. Últimamente se ve mucha ruta cicloturista  a la que se accede en coche, cuando quedan zonas accesibles en tren que se  pueden recorrer en bicicleta y algunas de estas zonas son además muy bellas.  Es cuestión de imaginación y compromiso con los valores que la propia  bicicleta encierra en sí misma (libertad, ecologismo, solidaridad, etc.)

  • Quejémonos. RENFE hace a fin de año una base de datos con las quejas y  sugerencias que reciben y me consta que las tienen en cuenta a la hora de  planificar sus políticas. Me aseguran los de RENFE que reciben muy pocas  quejas de ciclistas sobre el acceso de las bicis a los trenes. Pidamos hojas  de reclamaciones o de sugerencias en cuanto veamos que no nos dan el  servicio que necesitamos o que este servicio es deficiente. Cuando reciban  muchas y vean que somos un verdadero cliente potencial, entonces, por puro  interés, pondrán más medios.

Modificado el ( lunes, 07 de mayo de 2007 )